ANUNCIO SUPERIOR

El equipo Santa Rosa de Nuevo León pegó una soberbia competencia la tarde de este jueves y con 304 puntos se instaló en segunda posición de la eliminatoria categoría Juvenil, con buenas posibilidades de acceder a la final de este domingo, dentro de los últimos compases del XXIX Campeonato Nacional Infantil, Juvenil y de Escaramuzas San Luis Potosí 2022.

Esta charreada vespertina, celebrada este jueves en el lienzo “Hermoso Cariño” de Soledad de Graciano Sánchez, Santa Rosa estuvo cerca del líder, Rancho Agua Santa de Jalisco, que mantiene la cima con 321 puntos, y rebasando los 302 de Puente de Camotlán 3G y Tres Potrillos, estos últimos quedan fuera de la final al descender a cuarto lugar.

ANUNCIO ARTICULO

Junto a los regios compitieron Rancho La Presita de Hidalgo, escuadrón que acabó con 120 tantos, y División del Norte de Tepotzotlán, Estado de México, con marca de 109 unidades; por la tarde, Rancho La Aparición de Zacatecas firmó 164 buenos, mientras que Rancho El Pirul del Estado de México terminó con 40 puntos.

Las Margaritas de Jalisco se quedaron en la orilla de meterse a la zona de final de la categoría Juvenil en esta última jornada eliminatoria de la rama femenil, cerrando su actuación con 299.33 puntos.

Fueron muy buenas actuaciones en puntas las que ejecutaron Ana Luisa Bernal Cázares y Gretel Alexsi Díaz Yáñez, cobrando 20 unidades, teniendo 304 de suma base y 42 adicionales, recibiendo sin embargo 66.66 de infracción.

Su capitana es Julia del Carmen Chávez Lomelí y sus demás compañeras Andrea Dallany Díaz Aguayo, Pamela Michelle Magos Bravo, Julieta Paz Correa Aviña, Ximena Lépiz Pérez y Constanza Velazco López, procedentes de Huentitán El Alto y federadas con los Regionales de Jalisco.

Por la categoría Infantil “B”, desde Baja California Sur hizo su presentación la escaramuza Rancho Santa Elena, que logró una actuación con 274.00 unidades. Natalia Valentina Talamantes Quezada logró los primeros 10 buenos en la punta, sumando 296 del valor de los ejercicios y 28 adicionales, aunque con 60 de infracción.

Ellas proceden de Ciudad Constitución, municipio de Comondú, en el centro del estado de Baja California Sur, integrando la asociación de charros Rancho San Lázaro. Su capitana es Paulina Poloni Meléndez y sus compañeras son María José Torres Higuera, María Fernanda Fisher Rodríguez, Mila Constantino Guzmán, Tania Victoria Cabrera Herrera y Jazmín Guadalupe Castillo Cota.

Pero la suerte no acompañó a las Alteñitas de Guadalajara en la categoría Dientes de Leche, quienes se quedaron cortas en su búsqueda por un sitio en la final tras acabar con 110.33 puntos, teniendo empate en prácticamente todos los aspectos con El Rayito de Coahuila, pero con mejor puntaje oficial anterior (118.00 de las tapatías ante 103.00 de las coahuilenses).

La capitana de esta escuadra es María Fernanda Ramírez Preciado, y su compañerita María José Franco Gómez ejecutó la punta para sumar 11 tantos, más 118 de suma base y 18.66 infracciones.

Completan la alineación las señoritas Luisa Rivera Ochoa, Sofía Álvarez Sánchez, Ania Rodríguez Slobotzky, Pia Montserrat Merina Valencia, Mariela Meza Rodríguez y Yolanda Rangel Zermeño, siendo suplente Jimena Olivares de La Torre, todas ellas integrantes de la asociación Santa Cruz del Valle.

De esta forma cerró la etapa eliminatoria de la división de las pequeñas amazonas de más tierna edad, clasificando seis escaramuzas a la final de Dientes de Leche, con dos participando este viernes 5, dos el sábado 6 y dos más el domingo 7 de agosto.

Las agraciadas que clasificaron a la final son Margaritas de Jalisco, Moneditas del Centenario de San Luis Potosí, Hacienda La Purísima de Coahuila, Coronelas de San Blas y Herencia Charra, ambas de Aguascalientes, así como las Coronelas de Hidalgo.

Las Adelitas de Villa de Álvarez “B” fueron las últimas exponentes de la categoría Infantil “A”, aunque la fortuna no las acompañó en su presentación vespertina este jueves, cerrando con 225.66 unidades.

La punta fue ejecutada por Lia Valentina Magaña Palomares, cooperando 11 tantos, más 256 de suma base y seis adicionales, recibiendo sin embargo 47.33 de infracción.

Pilar Alicia Acosta Cedeño es la capitana de esta escuadra, perteneciente a los Arrieros de la Villa de Álvarez, Colima, y sus restantes integrantes son María Fernanda Barajas Barreto, Alexa Leylani Díaz Ramírez, Martha Emilya Mejía Landín, Anny Elizabeth Isaac Romero, Melanie Anahí y Tania Lizbeth Partida Gálvez.

Adentro Santa Rosa

El equipo Santa Rosa de Nuevo León llegó con la mira bien puesta en la final y de momento se colocan como segundo lugar del tablero general con 304 puntos, dejando fuera a los favoritos Tres Potrillos de Jalisco.

Los neoleoneses de Santa Rosa iniciaron con cala de caballo de 37 puntos de Leonardo Cortez Puga, un pial de 20 de José Eduardo Antonio Vázquez Corral, más 94 en el coleo, siendo 34 tanto de Leonardo Cortez como de Iván Demetrio Reyes Leal, más 26 de Mario Humberto Guerra Garza.

El jineteo de toro de Romariel Martínez Rivas, cobrando 20 buenos, y la terna fue completada con un ahorro de cuatro minutos, siendo 26 del cabecero de Iván Reyes y 31 del pial acertado por Jorge Eduardo Antonio Vázquez.

Monta de yegua de Romariel Martínez de 10, una mangana a pie de Demetrio Reyes Leal para 23, Jorge Vázquez Corral acertó otra más a caballo para 21, y 22 del paso de Romariel Martínez, sellando 304 puntos.

De los 120 puntos de Rancho La Presita de Hidalgo, Fernando Ortiz Becerra sumó 20 de la cala, nada en piales, en colas fueron 22, siendo 14 de Fernando Ortiz como el mejor elemento.

Posteriormente sumaron 21 del lazo cabecero de Luis Eduardo Larios López, 19 de la monta de yegua de José Martín Martínez Almaraz, 26 de una mangana a pie de Rodrigo Escamilla Vázquez y 14 de otra más a caballo de Eduardo Larios.

Por el equipo División del Norte de Tepotzotlán, Estado de México, Benjamín Rafael Osornio Cruz presentó buena cala de caballo de 37 puntos, no hubo piales, en el coleo ganaron 38, y aquí José Emiliano Miranda García fue el más airoso con 29.

Desde aquí, Luis Antonio Navarro Ortiz cobró 13 del lazo cabecero de la terna, 14 del jineteo de yegua de Francisco Malpica Roa, restaron once tantos en manganas y recuperaron 20 del paso de la muerte ejecutado por Malpica Roa, cerrando con 109 puntos.

Triunfo zacatecano

Rancho La Aparición de Zacatecas se llevó la victoria con 164 puntos, siendo 22 de la cala de caballo de José Emiliano Pérez Rivas, 19 de un pial en el lienzo que agarró Wilvert Antonio Ortiz Velázquez, mas 69 de colas, 24 de Pablo Guadalupe Rodríguez González, 23 de Alejandro Valdez Ortiz y 22 de Salvador Alejandro Pérez Carrillo.

Nada en la monta del toro, lazo cabecero de nueve tantos de Pablo Guadalupe Rodríguez y restaron dos en el pial. Jineteada de yegua de 18 de Alejandro Valdez, Alejandro Pérez rescató diez tantos de una mangana a pie de cuenta, nada a caballo y 23 del paso de Alejandro Valdez.

Los pequeños de Rancho El Pirul del Estado de México, quienes actuaron en categoría Juvenil, rescataron 23 puntos de colas, siendo el mejor Sebastián Estrada Valderrama con 13; 22 de la excelsa monta de toro de Emilio José Flores Martínez, 11 del lazo de pial de Ulises Sebastián Hernández Olvera, tras ser descalificado el cabecero, y 17 del jineteo de yegua de Emiliano Hernández Olvera, acabando con 40 puntos.

El trabajo de los héroes anónimos

Siempre atento para lo que se ofrezca está en el lienzo “Hermoso Cariño” el Coordinador Nacional de Categorías Infantiles y Juveniles de la Federación Mexicana de Charrería, Alejandro Franco Lucio.

Es de esos héroes anónimos que hacen su labor callada, pero que siempre coordinan que todo está bien en el “Nacionalito”, como comenzar temprano cada justa, checar Comisión Deportiva, aspectos de locución y temas administrativos.

Alejandro Franco Lucio es oriundo de Tepatitlán de Morelos, Jalisco, por sus venas corre la charrería, que heredó de sus padres, doña María Elena Lucio Murillo y don Aurelio Franco Martín.

Trabaja y lo hace despierto. Sueña enormidades y apoya tanto a las escaramucitas como a los chavos, que son el futuro de la charrería.

Cuenta con el apoyo federativo del Consejo Nacional que preside el ingeniero José Antonio Salcedo López y, además de la visión, sabe que apoyar a los Dientes de Leche, Infantil “A” y “B”, así como Juveniles, tiene su gran recompensa, porque escaramucitas y charritos tienen futuro y con ello asegurado la nueva generación de la charrería en el país y allende las fronteras.

Noé Alcaraz y el Patas Blancas

Noé Alcaraz Vidal es todo un estuche de monerías. Pero si se le informa por nombre y apellido, quizás no le suene. Sin embargo, al escuchar el apodo del “Canijo”, inmediatamente viene la figura del nacido en San José Iturbide, Guanajuato.

Tiene 52 años de edad y en sus primeros año de vida, se metió al más mexicano de los deportes.

Fue fundador de Rancho El Soyate de don Antonio Aguilar que sentaban sus reales del lienzo “Los Pirules” en el entonces Distrito Federal, allá por 1985. Él y su hermano Joel eran arrendadores de los caballos de don Antonio Aguilar.

Estuvo en otros equipos como Cuenca del Papaloapan, Rancho El Edén, Tostadas Charras y Camperos de Progreso, por mencionar solo algunos.

Fue en tres ocasiones campeón nacional de pial en el ruedo, la última hace tres años en el equipo Valle Saltillo de Leonardo Dávila. En el Nacional de 1992, en Irapuato fue tercer lugar del país, cita que ganó Juan Jaime Muñoz Ledo y segundo fue Miguel Vega.

Abriendo la década de 1990 fue cuatro veces monarca nacional del Concurso de Floreo de Salón que organizaba la Federación Mexicana de Charrería y los premios eran Centenarios, habiendo logrado cinco monedas de las caras.

A mediados de dicha década, en Miami, ganó el Campeonato Internacional de Floreo en el Programa “Sábado Gigante” y no solo se llevó dos mil dólares, sino que se agenció el sorteo de un auto últimos modelo.

Montando su caballo “Patas Blancas” hace una labor que debe reconocerse y que él denomina corralero a caballo, apoyando en el área de Comisión Deportiva, manejo de ganado, auxilio a los charros, agilizar las competencias, entre muchas cosas más.

Aun es charro en activo y los últimos tres años estuvo con Valle de Saltillo. El año pasado entró al charro completo de Mayores y quedó cuarto nacional, aunque ahora sueña despierto con la corona de las siete suertes.

De sus 52 años, tres décadas las ha desarrollado como Corralero a Caballo y apenas hace tres consejos nacionales percibe un haber por su laborioso trabajo, agradeciendo de manera especial al ingeniero José Antonio Salcedo López, presidente de la Federación Mexicana de Charrería, por la oportunidad.


 

ANUNCIO INFERIOR